Control de miopía

La miopía ha sido la epidemia del siglo XX y lo será en el XXI, aun más debido a los hábitos actuales como trabajo en ordenador, uso continuo de móviles, tablets, estudios, etc. Por control de miopía entendemos todas aquellas medidas que pueden ayudar a ralentizar el crecimiento de la miopía y su estabilización. Después de un examen visual muy minucioso podemos estudiar que posibles opciones existen para actuar .



¿Qué es la miopía?

La miopía se produce cuando el ojo no puede ver bien de lejos. Generalmente lo causa que el ojo aumenta de tamaño (longitud axial). Por esta razón, los objetos no se enfocan correctamente sobre la retina. En esta situación, consideramos que el ojo es más potente en dioptrías de lo que debiera ser.

¿Por qué se produce la miopía?

Factores genéticos: Sin lugar a dudas, podemos afirmar que la tendencia a ser miope tiene una base genética. Las posibilidades de sufrir miopía aumentan mucho si uno de los dos progenitores es miope.

Factores ambientales: El exceso de trabajo en cerca, los ordenadores o los videojuegos provocan una mayor tendencia a la miopía. El ojo al hacerse miope se adapta a la visión cercana perdiendo su capacidad de ver bien de lejos. Esto puede llegar a afectar pasada la etapa de adolescencia. Por eso cada vez es mas común que la miopía siga evolucionando incluso después de la edad de crecimiento (al contrario que antiguamente que pasada esa edad solía detenerse).

Problemas del aumento de miopía

La miopía es generalmente progresiva. El ojo tiende a seguir creciendo aumentando su longitud y por tanto aumentando la miopía, desde la infancia hasta la adolescencia aunque pasada esta edad puede seguir cambiando dependiendo de una serie de factores externos. Por eso, no siempre la miopía se estabiliza pasados los 21 años.

Una miopía elevada puede crear problemas en el ojo y provocar que ciertas enfermedades se desarrollen, por ello es importantísimo evitar que suba en exceso.

¿Cómo podemos controlar la miopía?

Existen varias opciones que en ciertos pacientes pueden ayudar a frenar el crecimiento de la miopía. Antes de recomendar un método u otro se debe realizar una evaluación en profundidad del caso para poder saber en qué podemos ayudar:

- Usando lentillas nocturnas de Orto-k: En la actualidad existen cuantiosos estudios científicos que demuestran que el uso de lentillas de Ortoqueratología pueden ayudar en el control de la miopía, siendo el tratamiento más efectivo, y casi el único, para reducir la subida de miopía.

- Lentillas blandas con geometría especial para controlar la miopía.

Para más información sobre Orto-K (lentillas nocturnas correctoras), recomendamos el siguiente enlace de la Academia Europea de Ortoqueratología:

http://www.eurok.eu/content/patients



Óptica Real os recuerda que nuestras revisiones optométricas no eximen una examen oftalmológico y recomienda realizarlo de forma periódica.