La importancia de la higiene en los estuches de lentillas.

En este periodo que nos ha tocado vivir, la higiene, la salud y la seguridad priman. Por lo que hemos visto oportuno escribir sobre la importancia de la higiene en estuches de lentillas.

Las lentes de contacto o comúnmente conocidas como lentillas se consideran artículos sanitarios que se colocan sobre la superficie ocular, por lo que requieren de una higiene estricta y mantenimiento adecuado. Pero, ¿qué ocurre con el portalentes? ¿lo cuidamos?.

Siendo el/la mejor paciente: estrictamente cambio mis lentillas cuando le toca, me lavo y seco las manos cada vez que manipulo mis lentillas, acudo rigurosamente a mis revisiones semestrales. Sin embargo, no vigilo mi portalentes, nunca lo cambio, es más, tengo una colección de portalentes nuevos en mi casa. 

Esta situación ocurre más de lo deseable y lo vemos a menudo en las revisiones, el riesgo de contaminación de las lentillas es alto, ya que, los estuches sucios actúan como nichos para la proliferación de microorganismos, de ahí la importancia de la higiene en los estuches de lentillas.

La higiene en los estuches de lentillas comienza por la limpieza diaria, guardar en un ambiente limpio y seco, y su renovación. No debemos olvidar, se trata del lugar en donde colocamos nuestras lentillas, si estos se contaminan contaminarán las lentillas. Hemos recogido unas breves instrucciones claves para el correcto mantenimiento:

  1. Limpiar los estuches a diario con el mismo sistema que usamos para mantener y desinfectar las lentillas, en caso de usar peróxidos es ideal voltear el estuche para que desinfecte todas las zonas. Nunca usar agua o jabón para la limpieza. Secar con papel que no deje restos en el interior y guardarlo vacío en un lugar seco y limpio.
  2. Cambiar cada día la solución de mantenimiento, nunca reutilizar.
  3. Renovar los estuches cada mes, junto con el cambio de lentillas. En caso de usar peróxidos cambiar con cada bote nuevo, cuando se acaban las pastillas de cada caja.
Incluir estas sencillas instrucciones a las que tu optometrista te haya indicado harán que el uso de lentillas sea mucho más seguro y saludable. Recuerda, la higiene en las lentillas y todo lo que éstas engloban es primordial para su correcto porte.