Lágrimas artificiales en lentillas de Orto-K, ¿por qué hay que usarlas?

En este post queremos compartir una curiosa imagen mostrando por qué es necesario usar lágrimas artificiales en lentillas de Orto-k (también conocidas como lentillas nocturnas)  y llenarla justo antes de colocarlas en el ojo.

Este ojo es de un paciente que se le acabaron sus lagrimas artificiales y decidió ponérselas sin lagrimas, y como al día siguiente veía bien continuo haciéndolo. Pero al cabo de una semana acudió porque no veía bien y tenia molestias.

Sus topografías mostraban una perdida de efecto de la lente de Orto-k. Cuando fuimos a valorar su fluorograma nos encontramos con lo que podéis ver en la imagen, que aparte de lo curiosa que pueda ser la semi-luna de aire que se forma en el reservorio, se puede observar como el paciente presenta un punteado central acusado. Esta complicación es una puerta abierta a una posible infección y hay que solucionarla rápido. Se le retiró al paciente de Orto-k sus lentes durante 4 noches, aunque a las 48h todo el punteado había desaparecido, y después se le monitorizó para valorar que la adaptación era satisfactoria de nuevo.

En resumen, es necesario usar lágrimas artificiales en lentillas de Orto-k. Eficacia y seguridad son las dos ventajas que nos aportan las lágrimas artificiales, porque:

  • Permite que la eficacia de la lente en la corrección sea óptima. Esto es gracias a que esas lagrimas artificiales permiten que se generen las fuerzas hidrodinámicas que ayudan a que la cornea se adapte y copie la forma de la cara interna de la lentilla de Orto-k.

  • Permite mantener la integridad del epitelio de la córnea, lo que a nivel de salud es muy importante. No todas las lágrimas artificiales son iguales, para ello es recomendable que contengan ácido hialurónico y nunca deben contener conservantes. Su composición dependerá de las características del caso y de la calidad de la lágrima del ojo de nuestro paciente.

blogjpg

Juan Bolívar.